¡Ay de temores a temores!

By August 5, 2017Español

Yo pienso que podría catalogar los temores de tres tipos. El temor que aterroriza por algo negativo ya sea real o irreal, que se conoce como fobia. El temor que te hace pensar las cosas dos veces y te detiene de hacer las cosas, se le llama miedo. El temor que te hace pensar las cosas dos veces, pero bajo ciertas reglas aceptas que es para tu bien, ese es un temor de admiración, es decir, respetas la fuerza detrás del temor, pero no te detiene y a ese acto le llamamos valor.

  • El primer caso puede ser una cucaracha o la llorona (Fobia),
  • el segundo brincar de un bonggie o caminar en un bosque oscuro y desconocido (Miedo),
  • el tercero puede ser una ley, un policía o el director de tu escuela (Admiración) y como veremos en el salmo 91 puede ser a Dios.

El salmo 91 habla de enfrentar los miedos descritos como el lazo del cazador, peste destructora, terror nocturno etc., solo o como una mejor opción, bajo la sombra de alguien más fuerte, la Sombra del Omnipotente. En pocas palabras es como si te dijeran, quieres jugar con Shaqille O’Neal o contra Shaqille O’Neal (Jugador de Basquetball de la NBA de 7’1” y 325 libras). No se requiere mucha ciencia para decidir jugar a favor de él.

Pero cuando se trata de Dios, ahí si muchas veces escogemos resistirnos, rebelarnos y aun contradecir su Omnipotencia, jugando en contra de El. Muchos filósofos han batallado con el concepto de la Omnipotencia. Han hecho preguntas como: ¿Puede un Dios omnipotente crear una roca tan grande que ni el mismo pueda levantarla? El truco es que si la respuesta es NO entonces diremos entonces no puede todo. Si respondemos Si entonces quiere decir que tampoco no puede todo, porque no podría levantarla. Como ven parece una trampa sin salida.

Digo parece, porque no lo es, Dios no cae en una contradicción. Dios es Todo Poderoso en lo que PUEDE hacer, pero al mismo tiempo, en lo que él QUIERE en su voluntad soberana hacer. El mejor ejemplo ocurre cuando Satanás quiere tentar a Jesús diciéndole que se arroje de un monte y que los ángeles de Dios lo iban a rescatar (haciendo una referencia a este salmo 91). Satanás usa el argumento de DIOS PUEDE, casi podría decirle satanás a Jesús, ¡solo decláralo! Pero Jesús le contesta, Escrito también esta no tentaras al Señor tu Dios. Jesús exalta al Padre manteniendo la soberanía de su voluntad.

Este Salmo refleja eso, te invita a refugiarte en Dios, mientras estas pasando por situaciones de temor. Él puede quitarte de la situación de peligro y temor. Te pide que deposites tu confianza en su poder y que esperes en su voluntad. La conciencia de conocer a Dios en su Grandiosidad te da la confianza de que lo que tengas en frente nunca podrá ser superior a su Todo-Poderío. Por eso la escritura enseña, El verdadero amor hecha fuera el temor. Para que te atrevas a hacer lo que tienes que hacer en esta vida, no de una manera que te importe poco la vida, sino de una manera que llegues a la victoria de habitar en la presencia de Dios. Entendamos esto, Dios no es un medio para alcanzar lo que quieres, Dios es el lugar a donde quieres llegar, donde tu alma quiere estar y permanecer.

¿estas pasando por una situación de temor? ¿los argumentos delante de ti te paralizan de avanzar? Tal ves es tiempo de concer mas a Dios. Y la manera de conocer a Dios es conociendo a Jesus. El te hace habitar al abrigo del altísimo. Y esa es mi oración que le podamos conocer más.  14 Porque en mí ha puesto su amor, yo entonces lo libraré; lo exaltaré, porque ha conocido mi nombre.  15 Me invocará, y le responderé; yo estaré con él en la angustia; lo rescataré y lo honraré;  16 lo saciaré de larga vida, y le haré ver mi salvación.

(Psa 91:14-16 LBA)