Ya no manden sus oraciones, ¡hagan algo!

By April 19, 2018Español

Con el reciente lio de las personas atacando con armas, ha salido a relucir un segundo ataque: La oración está bajo ataque. En la Televisión los jóvenes exigían: ¡ya no manden sus oraciones de condolencia, hagan algo, detengan las armas! La verdad…los entiendo.

La implicación que hacen en este grito desesperado es clara: Para ellos, ¡orar es hacer nada! Pero ¿Quien puso la oración en ese lugar? Propongo que la respuesta es: Nosotros, portandonos como religiosos que no entendemos que el que ora tiene una misión.

En el siguiente pasaje Jesus liga su oración a la acción:

No te pido que los quites del mundo, sino que los protejas del maligno.Ellos no son del mundo, como tampoco lo soy yo.Santifícalos en la verdad; tu palabra es la verdad.Como tú me enviaste al mundo, yo los envío también al mundo.
Juan 17:15-18.

La oración de Jesus por ellos fue por protección y transformacion para poder cumplir su misión.

La oración es la base que les permitiría llevar a cabo la misión a pesar de las dificultades. Al aceptar la verdad de la voluntad de Dios, recibian el fundamento que transforma (santifica) y produce la certeza para actuar.

Por ejemplo, en el antiguo testamento, Daniel era un hombre que oraba hasta tres veces al día. En una ocasión cuando trataban de forzarlo a idolatrar imágenes de otros dioses, dijo lo siguiente: 17 Ciertamente nuestro Dios a quien servimos puede librarnos del horno de fuego ardiente; y de tu mano, oh rey, nos librará. 18 Pero si no lo hace, has de saber, oh rey, que no serviremos a tus dioses ni adoraremos la estatua de oro que has levantado. Daniel 3: 17-18

Fueron 3 verdades las que lo sustentaron #1 Dios puede (soberanía) #2 tal vez no quiere (providencia), #3 nosotros igual no idolatramos a tus dioses, accion en respuesta a la verdad.

Hoy en día muchos se esconden detrás de “declaraciones”, sus oraciones parecen más “magia” una clase de “hocus pocus”, y muy comúnmente suena así: “declaro que no me va a pasar nada”. Nadie quiere sufrir y eso lo entiendo, pero Jesus oraba precisamente porque sus discípulos iban a pasar por dificultades, sufrimientos, persecución y aún la muerte.

Otros, hacen muchos “rezos” pero nada de acción, sus vidas no son transformadas por la verdad de Dios. Siguen en sus mismas tradiciones religiosa, enmascarados detrás de una supuesta santidad. Piensalo bien, Una oración con acción habla más a un mundo escéptico, porque no solo oirán lo que decimos, sino verán lo que creemos.

3 pasos básicos para la oración con acción:

1) Primero, Acompaña tu oración con la lectura de la Biblia. Despues de todo su palabra es Verdad.

2) Contrasta las verdades de la lectura con tu corazón. Eso es encontrarte con Dios.

3) Decide como vas a responder a esa verdad.

Paco.